Blog Jurídico

Los niños hablan

Cada año miles de niños se ven envueltos en procesos de divorcio y separaciones que ellos no han provocado.Pero de los que resultan las primeras victimas inocentes. Si para los adultos es una situacion dolorosa,maxime cuando se hace por la via de lo contencioso, mas aun para los menores que ven que ya no pueden estar con su padre y con su madre juntos igual que antes.

A menudo , desgraciadamente muy a menudo,las disputas entre los progenitores hacen de los niños moneda de cambio. Convirtiendose en un arma arrojadiza contra el otro progenitor provocandoles logicamente sentimientos de odio o rencor contra este. Situaciones que suelen acabar con la perdida del vinculo afectivo, e incluso en ocasiones haciendo desparecer de la vida del menor «al otro» E incluso en ocasiones no solo al otro progenitor si no a la familia extensa de este.

Estas situaciones suponen un claro caso de manipulacion del menor, y por tanto maltrato sicologico. Y aunque no se pongan de acuerdo las instituciones pertinentes sobre ello, este maltrato es reconocido por la doctrina y por expertos profesionales como SAP, Sindrome de alienacion parental.

Con motivo de mi profesion he tenido acceso o conocimiento de la conversacion que a continuacion os transcribo entre una niña de tres años y algo y su padre en una de sus visitas :

– Mi mama dice que eres malo y que me pegas ?

Yo soy malo D….?

– No

Entonces, como soy yo?

– Guapo  y bueno …

Y yo alguna vez te he pegado ? no me acuerdo

– No. Mama me parece que se ha equivocado con el cuento de los tres cerditos….

La logica de una niña de tres años le ha llevado a pensar que mama se ha equivocado e incluso en ocasiones tambien mas frecuentes de lo que seria deseable, a sentirse culpable y pensar que es ella la que quiza no ha entendido bien las cosas, que se ha confundido, porque lo que dice su madre no cuadra con sus esquemas mentales y con lo que ella experimenta realmente cuando esta con su padre, que es bueno, que se porta bien con ella y que no la pega. LLevandola como hemos expuesto a un estado de confusion y culpabilidad.

Con demasiada frecuencia olvidamos en nuestras inutiles  pugnas    que las relaciones PATERNO FILIALES son para siempre, eternas. Por mucho odio que exista entre padres e hijos, jamas dejaran de serlo.

No creo que exista en la vida algo mas satisfactorio que ver a un niño, a un hijo feliz, crecer sano , en un ambiente rodeado de normalidad, y esta deberia ser una obligacion a cumplir por encima de cualquier otra en un proceso de tal tipo.


AutoraRosalia Pensado (Abogada)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más informaciónPersonalizar Cookies   
Privacidad