Blog Jurídico

El Derecho de Transporte de Mercancías a nivel internacional: Medios para rescatar su crédito

El medio de transporte más elegido por las empresas para el transporte de sus mercancías es por carretera, a pesar de que también hay empresas de transporte ferroviario, sin embargo es menos utilizado posiblemente debido a retrasos crónicos de las infraestructuras ferroviarias de los distintos países sin adaptarse a las normas internacionales vigentes al respecto.

De hecho, hay planes para promocionarlo (por ejemplo la llamada “alta velocidad”), pero a pesar de ello, el medio de transporte más popular es por carretera.

Por último, en cuanto al transporte de mercancías por vía aérea y por ríos, normalmente ésta modalidad se encuentra reservada para viajes largos, intercontinentales y/o en presencia de ríos navegables.

En este artículo analizaremos las consecuencias de la falta de pago de una entrega de bienes derivada de un contrato de transporte por carretera a nivel internacional.

En primer lugar, la normativa aplicable es  el Convenio de Ginebra del 19 de mayo del 1956 también llamado “Convenio CMR” (por el nombre del recibo que tiene que entregar el transportista al destinatario).

Vamos a ver cuáles son las posibles soluciones disponibles contra el deudor extranjero que niega a  pagar lo debido.

El artículo 30 de dicho Convenio establece que, cuando el destinatario de los bienes dentro de los 7 días siguientes al de la entrega (domingos y  festivos excluidos) no envíe escritos  y/o quejas por escrito al transportista se presume la conformidad del destinario con  la mercancia recibida.

El plazo de prescripción para presentar la relativa reclamación suele ser el de un año, mientras que en el caso de dolo y/o negligencia grave se amplía a 3 años.

El plazo de prescripción se contará a partir de :

a) En el caso de pérdida parcial, avería o retraso, a partir del día en que se entregó la mercancía;

b) En el caso de pérdida total, a partir de treinta días después de la expiración del plazo convenido, o, si no existe éste, a partir de sesenta días desde que el transportista se hizo cargo de la mercancía;

c) En todos los demás casos, a partir de la expiración de un plazo de tres meses desde la conclusión del contrato de transporte; El día en que el plazo de prescripción comienza a correr no está comprendido en el mismo.

2. Una reclamación escrita suspende la prescripción hasta el día en que el transportista rechaza por escrito.

En caso de aceptación parcial de la reclamación, la prescripción no vuelve a tomar su curso más que por la parte reclamada que continúa en litigio. La prueba de la recepción de la reclamación o de la respuesta y de la devolución de documentos son a cargo de quien invoque este hecho. Las reclamaciones ulteriores que tengan el mismo objeto no suspenden la prescripción.

El prestigioso Bufete de Abogados SCARANTE & Partners tiene dilatada  experiencia  en derecho de transporte (por cualquier medio ) ademas de tener un departamento especializado en esta rama del derecho.

Alessandro Scarante (Abogado) (España e Italia)

www.studiolegalescarante.info

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más informaciónPersonalizar Cookies   
Privacidad